Compartes?


Domingo, 10 Julio 2016 15:03

NUESTROS PRIMEROS CHICLES (PARTE 1). AÑOS 60/70.

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

  

   CHICLES CHEIW Y NIÑA. 

 

   Sin duda ninguna, los chicles fueron durante muchos años la estrella de las golosinas (203.000.000 de chicles consumidos en España en 2010). Como la mayoría de las novedades nos llegaban desde E.E.U.U. Todo lo que se importaba desde este pais, desde productos hasta moda, cine o música tenía el éxito asegurado. En España comenzó a introducirse en los años 60 y alcanzó un total éxito en los 70. Las distintas marcas competían en cuanto a sabor, textura, duración del chicle y "regalos" que podían traer consigo.

   Era un artículo tan preciado que para que "durase" más tiempo no teníamos ningún problema en dejarlos de un dia para otro pegados en cualquier superficie siempre y cuando no lo detectasen por personas mayores principalmente so pena de quedarte sin él (pupitre, mesilla de noche, etc). Prohibido terminantemente masticarlos en clase, te arriesgabas a recibir una colleja, un castigo o la temida nota para tus padres. Lo que nos daba más placer, sin duda, era competir por quien fabricaba el chicle más grande, algo que no estaba exento de técnica, aunque por mucha técnica que tuvieras si no tenías dinero para comprar varios chicles y meterlos juntos en la boca siempre acababas perdiendo con otros "niños más ricos" que tú. El hacer globos grandes tenía su peligro, cuando explotaban se quedaban pegados a tu cara. El mejor remedio para despegarlos no era otro que sacar el chicle de tu boca y pegarlo a los restos explotados. Lo peor era si el globo se convertía en espectacular y explotaba pegándose al pelo porque en este caso no existía ningún remedio mágico (tijeras al canto).

   Fue una empresa española, Damel (Dama de Elche, S. A) cuyo origen era una pastelería alicantina, la que en muy poco tiempo (se fundó en 1964) consiguió dominar el mercado de esta golosina. Los chicles Cheiw fueron la estrella. Se vendieron millones y millones. Inicialmente solamente fabricaron 2 sabores, muy clásicos: menta y fresa. Costaban 1 peseta la unidad. También podían comprarse en paquetes de 5 unidades por 5 pesetas. Posteriormente esta empresa diversificó los sabores consiguiendo con esta acción seguir dominando en el reino de los chicles. Estos nuevos sabores que alcanzaron inmediatamente un éxito rotundo fueron el de fresa ácida (muy duro) y el de clorofila (blando). De hecho, las millonarias ventas de estos 2 nuevos sabores eclipsó totalmente a los de menta y fresa. Y como el  chicle de  1 peseta se quedaba muy pequeño, sacaron al mercado el Cheiw Junior (el de  los tacotes). Consistía en 2 chicles más grandes que se vendían en un mismo paquete y que costaban 5 pesetas. Los Cheiw venían "pelados", al contrario que los de otras marcas que traían regalos. Damel fue el fabricante de tesoros como Palotes, Pectol y caramelos Snipe. En una última fase ampliaron el catálogo de sabores sin éxito como el de canela.

   ¿Os acordáis del anuncio de tv de Cheiw Junior?. Seguro. El estribillo decía así : " Eso me mola chaval, me va cantidad, se lo saben hacer los muchachos de Cheiw Junior. Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw, tacotes de Cheiw". La letra y la música era de Juan Pardo. ¿Y del famoso chiste de Cheiw?: " Un niño va a un Kiosco y dice: " ¿Me da cinco chicles? Cheiw?. No, cinco. 

   Y compitiendo directamente con el Cheiw, quizás el chicle Niña fue el que más de acercó a su nivel de ventas, aunque tal vez lastrado porque iba dirigido exclusivamente al público femenino (ningún niño se atrevía a comerlo en público bajo pena de grave burla por parte de tus amigos). En privado era otra cosa porque este chicle tenía un sabor a fresa muy intenso y además al ser muy blando se podían hacer globos espectaculares. Este chicle sí que venía con regalo. Los añorados cromos de "Trajes mundiales", "Moda 75", "Trajes típicos del mundo", "Historia del vestido" , "Cromos horóscopo" y "La moda desde Eva" que se podían coleccionar y pegar en un álbum.

   La lista la completaban Bazoka, Dunkin, Bazooka, Dubble Bubble, Adams y los chicles de bola, que trataremos en otro artículo.

Visto 1786 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar