Compartes?


vuelvo al cole - Elementos filtrados por fecha: Agosto 2016
Martes, 23 Agosto 2016 23:30

FLAGGOLOSINA MI RICO HELADO.

 

 

   UNO DE LOS MANJARES DE NUESTRA INFANCIA. PARA TOMAR CONGELADO O LÍQUIDO PARA LOS IMPACIENTES.

 

   Y el anuncio de tv, con su música pegadiza:

   "Flaggolosina, mi rico helado

   del congelador lo saco congelado.

   Siempre en la cima Flaggolosina

   ¡yo de naranja y fresa!,

   ¡yo de piña y menta!

   ¡y yo flaggolosina de limón!

   Haz en casa tus helados

   la golosina Flag.

 

   Para los que no la disfrutaron, explicarles que era un sobre de plástico alargado que en el interior tenía un líquido de varios colores que correspondían a distintos sabores. Estos sobres se metían en el congelador y se convertían en un helado de hielo, algo similar a los polos helados. Lo difícil era aguantar el tiempo necesario para conseguir congelarlo y no comerlo líquido. Dependiendo del kiosco, algunos lo vendían ya congelado. Una vez abierto el sobre lo que se solía hacer era absorver con la boca la flaggolosina extrayendo el líquido con lo que el helado se quedaba en puro hielo, sin sabor y sin color. Algo así como si ras un Wraith de Stargate Atlantis absorviendo la rza vital de los humanos. Los niños buenos los chupaban hasta terminarlo o también se podía mordisquear hasta terminarlo.

   La Flaggolosina era el recurso principal cuando teníamos poco dinero para comprar Camy, Frigo, Kalise, Miko, Avidesa y demás. Empezaron costando 1 peseta cuando los polos helados podían costar alrededor de 5 pts. y aunque no era comparable a éstos, por lo menos te tomabas algo similar a un helado y matabas el gusanillo. Supongo que hoy en dia no pasarían ningún control de Sanidad ¡Cómo te quedaba la lengua según el sabor elegido! y ¡que sabor a medicamento!

    Fue fabricado por José Nortes en Lora del Rio (Sevilla). Como ha ocurrido a muchas empresas españolas que consiguieron un producto de éxito. muchas de ellas terminaron liquidándose. Ocurrió lo mismo con la fabricante de esta golosina- helado. Después de reinar en los años 70 de manera indiscutible y vender millones de unidades, la competencia de los helados,  y los cambios en los hábitos de consumo hicieron que esta empresa entrase en suspensión de pagos en 1982.

Domingo, 14 Agosto 2016 19:17

EUROVISION 1976.

 

   ESPAÑA 16ª CON BRAULIO Y LA CANCIÓN "SOBRAN LAS PALABRAS". GANA REINO UNIDO CON LA FAMOSA CANCIÓN "SAVE YOUR KISSES FOR ME". FRANCIA QUEDA 2ª CON "UN, DEUX, TROIS".

 

   La XXI edición del festival de Eurovisión se celebró en La Haya al haber sido vencedor el año anterior Holanda con la canción "Ding-a-Dong". Participaron 18 paises.

   España estuvo representada por el cantante canario Braulio. Su estilo de música, la llamada música ligera o melódica con su temática romántica podía estar de moda en España pero las preferencias musicales en Europa iban por otro camino bien distinto, de ahí la posición de nuestro pais en esta edición de 1976. Braulio era un cantante que si bien tuvo un cierto éxito en España nunca fue multitudinario algo que si ha logrado en Latinoamérica. Algunos de los intérpretes  de este tipo de música fueron Lorenzo Santamaria, Manolo Otero, Mochi, Camilo Sesto, Danny daniel, Miguel Gallardo, Joan Baptista Humet, Juan Camacho y otros. TVE no eligió directamente a nuestro representante, hubo un proceso de selección en el que la audiencia decidió el ganador mediante el voto por correo entre 14 cantantes (Mochi, Nubes grises, Lorenzo Santamaria, MIck Kennedy & Los Bravos...) que podían presentar 2 canciones cada uno. 

Sin duda también recordaréis la actuación de Braulio, tan dentro de los cánones de la época y del tipo de música que representaba. Con traje y corbata ¡menuda corbata! y puesta en escena super pulcra y con cierto encorsetamiento.

   Los paises votaban por orden de aparición y el voto también lo otorgaban en ese mismo orden. La canción ganadora recibia 12 puntos, la segunda 10, la tercera 8 y así sucesivamente hasta 1 punto, con lo que en cada tanda siempre se puntuaba a 10 paises.

   España quedó en la posición antepenúltima (16 de 18) logrando solamente 11 puntos dados por Reino Unido, Mónaco e Italia (3 puntos cada uno), Grecia y Francia (1 cada uno). Detrás de España sólo quedaron Yugoslavia (10 puntos) y Noruega (7 puntos). Incluso Portugal y Grecia, paises que históricamente logran las peores puntuaciones superaron a España. Desde luego ha sido una edición que para nuestro pais ha pasado sin pena ni gloria.

   La canción ganadora "Save your kisses for me" cantada por el grupo "Brotherhood of man" representando al Reino Unido consiguió ganar indiscutiblemente con 164 puntos. Consiguió los 12 puntos de Suiza, Israel, Bélgica, Noruega, Grecia, España, Portugal. La puesta en escena y vestuario recuerda mucho a la actuación del grupo ABBA). Esta canción consiguió vender millones de discos siendo número 1 ese mismo año en España y varios paises europeos como era costumbre con las canciones ganadoras del festival de Eurovisión. Su ritmo pegadizo seguro que lo recordáis a pesar de los 40 años transcurridos. En 2005 se celebró en Copenhage una edición especial de Eurovisión. Se llamó: "Congratulations: 50 years of the Eurovision Song Contest". Se eligieron por parte de la UER, organizadora del festival las 14 mejores canciones de todos los festivales hasta la fecha. La canción "Save your kisses for me" consiguió la 5ª plaza. Esta clasificación fue ganada por ABBA y su "Waterloo". 

 

   En segundo lugar, Francia consiguió 147 puntos con la cantante Cathérine Ferry y su tema "Un, deux, trois", Mónaco fue tercera con Mary Cristy y su tema "Toi, la musique et moi" consiguiendo 93 puntos.

   Os dejo a continuación el estribillo de la canción de España, seguro que la reconocéis:   

   A veces, hasta sobran las palabras
   Cuando se trata de hablar
   Sencillamente de amor

   Amor, amor, mi amor
   Tendrías que aceptarme así
   Es todo cuanto sé decir
   Amor, amor

Publicado en EUROVISIÓN
Domingo, 07 Agosto 2016 10:45

PIXIE & DIXIE ¡MALDITOS ROEDORES!

 

 

   Un ratón mexicano, otro cubano y un gato andaluz llamado Jinks que los perseguía eternamente con una escoba mojada hicieron que nuestas meriendas infantiles fuesen tan entrañables. El binomio bocadillo- dibujos animados era imbatible. 2 creadores norteamericanos, William Hanna y Joseph Barbera crearon 57 episodios ( a mi me parecieron muchos más) de estos dibujos animados entre 1958- 1961 y fueron en los años 70 cuando con otros numerosos personajes (oso Yogui, Don Gato, Maguila, Autos locos, Pepe Pótamo, Scooby, los Picapiedra y otros) inundaron nuestras televisiones. Duraban aproximadamente 7 minutos y de antemano no sabíamos cuantos episodios podrían emitir seguidos (la duración de los programas infantiles en aquella época eran variables y dependían de la voluntad del realizador de televisión) por lo que cada vez que terminaba uno de ellos esperábamos ansiosos la posibilidad de que siguieran emitiendo alguno más.

   Eran historias sencillas, el gato que perseguía a los ratones con la intención de acabar con ellos aunque en el fondo se necesitaban mutuamente y su relación era entrañable. El verdadero éxito de esta serie fue el doblaje. Un verdadero acierto. Pese a que eran historias creadas por norteamericanos las sentimos más próximas gracias a que los personajes se hispanizaron. Pixie (vamos, manito) tenía acento mexicano, Dixie (oye, viejo) cubano y Jinks andaluz (miserableh roedoreh). El doblaje de "bigotón" Jinks era sublime. Su doblador fué Florencio Castelló (1905-1986), un actor de teatro sevillano que huyendo de la Guerra Civil española llega a América en 1936, continente que no abandonaría nunca. Haría carrera en México como actor de cine, televisión y de doblaje. Además de Jinks también dió voz al buitre "despeinao" del Libro de la Selva, a Napoleón el perro de los Aristogatos o a cuervo Jim de Dumbo.

   Sin duda recordaréis episodios como los del primo Tex que viene a pasar unos dias invitado por Pixie y Dixie. Tex es un ratón texano con espuelas y gorro vaquero que se las hace pasar canutas a Jinks con el consiguiente regocijo de sus primos, también el de Judoka Jack, un ratón japonés que enseñará karate a Pixie y Dixie y cuya presencia aterrorizará a Jinks, el episodio del hijo de Jinks al que éste intenta convencer de que Pixie y Dixie son sus enemigos aunque él sólo puede verlos como amigos o aquel en el que Jinks bebe un brebaje que lo reduce hasta el tamaño de un ratón hasta que Pixie y Dixie se dan cuenta y entonces serán ellos los perseguidores. Seguro que vosotros recordais muchos más.

   ¿Qué otros dibujos animados os gustaban?.