Compartes?


vuelvo al cole - Elementos filtrados por fecha: Septiembre 2016
Viernes, 30 Septiembre 2016 19:53

NUESTROS PRIMEROS CIGARRILLOS.

   . 

   NEGRO, RUBIO, MENTOLADO. Y NUESTRAS MARCAS FAVORITAS.

    Queríamos ser mayores, fumar era guay, te integraba en el grupo y te daba confianza. Muchos caimos en el embrujo. Si podíamos permitirnoslo comprábamos el paquete entero y si andábamos mal de pelas pues se los pedíamos a los amigos o los comprábamos sueltos en los  kioscos, cualquiera podía hacerlo sin restricciones de ningún tipo, no hacía falta ser mayor de edad. Recuerdo lo mal que se pasaba los primeros intentos de "fumarlo a pecho", las violentas toses que provocaba. En estos intentos algunos mucho más juiciosos decidían no seguir pero los demás seguíamos intentándolo hasta el final, habíamos conseguido entrar el el "rollo de fumar". Mala elección.

   Seguro recordáis las siguientes marcas de cigarrillos, seguro que alguna fue la tuya . Entre paréntesis incluyo el precio en 1985 de algunas de ellas (en pesetas, por supuesto). 

   NEGRO: Sombra (37 ptas.), Ducados (37 ptas.,la más popular), Ducados Internacional (60 ptas.), Record (muy suave,ideal para principiantes), Goya , Aguila, Kruger (tan fuerte que podías dejar medio pulmón en cada bocanada), Habanos (54 ptas.,calidad cubana), Celtas cortos (19 ptas.), Celtas largos (21 ptas.,perfectos para iniciarse por su bajo precio), BN, Rex, Coronas (54 ptas.,un clásico), Boncalo (43 ptas.), Águila (para chicos duros), Goya, BN (43 ptas.), Rex...

   RUBIO: Fortuna (92 ptas., el rubio de los pobres), Camel (285 ptas.), Winston (145 ptas.)el más fumado en los 70/80), Chesterfield (270 ptas.), Marlboro (145 ptas.,el del cowboy), John Player Special (215 ptas.,delicatessen británica), Rothmans (145 ptas.,la suavidad personificada), Lucky Strike (105 ptas.,el más asequible de los tabacos americanos), Pall Mall, LM, Kent (250 ptas.), Nobel (92 ptas), Goald Coast, Lark (270 ptas.), West, Dunhill, More (el extra largo y fino), Diana (75 ptas.), Florida (92 ptas), Lola (54 ptas.) y Un- X-2 (48 ptas.) (primeros rubios fabricados en España), Philip Morris, Viceroy, Next, Royal Crown (92 ptas.), HB (130 ptas.), Benson & Hedges (145 ptas.)...

   MENTOLADOS: Kool (250 ptas.), Fortuna, More, Piper (48 ptas.), Rocio (37 ptas.)...

   Y LOS MÁS ANTIGUOS: Fetén, Peninsulares, Vencedor, Bisonte (39 ptas.), Ideales, Carabelas (39 ptas.), Gener, Condal, Rumbo, 46, Yuste (25 ptas.), Bonanza (37 ptas.), H.U...

    En España principalmente se fumaba tabaco negro, cultivado generalmente en Canarias y Extremadura. Era más barato que el tabaco rubio, del que había 2 tipos: el que fabricaba Tabacalera en España bajo licencia, más asequible y los cigarrillos importados con el consiguiente sobrecoste en el precio. El rubio era principamente inglés y norteamericano. Solamente si tenías la suerte de residir en Galicia podías comprarlo más barato que en ningún lugar de la península, era el "tabaco de batea" o "rubio de batea", todo de contrabando y que se escondía en  las bateas donde se cultiva el mejillón, de ahí su nombre. Curiosamente, durante un tiempo, a principios de los 80 cuando se incautaban grandes partidas de tabaco de contrabando, la empresa nacional (Tabacalera) ponía en venta estas cajetillas con un sello especial en el que señalaba que era incautado por las autoridades. Un gran negocio.

   La otra opción para comprar barato el tabaco era conocer a alquien que fuese a viajar a Canarias para poder hacerle "un encarguito". Era una maravilla pagar casi la mitad del precio oficial. Por supuesto, era más rentable encargar tabaco rubio ya que la diferencia de precio era más ventajosa.

   También recordaréis la clásica subida  del 1 de enero de cada año . Tabacalera aprovechaba siempre esta fecha para "rascar" más nuestros bolsillos. Entonces tocaba, si era posible, anticipar las compras de cigarrillos unos dias antes de final de año para hacerte con un pequeño stock, hacer esto suponía muchas "pelas" de ahorro.

   En  aquellos años la industria del tabaco era muy poderosa e invertía grandes cantidades de dinero en publicidad (Formula 1, el hombre Marlboro, la embarcación del Fortuna). Pero comienzan las prohibiciones. En 1988 se prohibe fumar en colegios y hospitales. Para los más jóvenes que leais este artículo seguramente no teníais conocimiento de que los profesores podían fumar en clase (algunos que eran muy enrollados dejaban fumar a los alumnos de más edad) y los médicos podían recibirte en la consulta con el cigarrillo en la mano, daba igual que este fuera especialista en vias respiratorias, también en este año se prohibe fumar en transportes públicos excepto en los de largo recorrido (trenes, aviones, autobuses interurbanos), los cuales tenían que tener lugares reservados para poder fumar. ¿Y cómo se resolvía estos en los autobuses?. Muy fácil, sólo se podía fumar desde la mitad hacia atrás. Se comienza a partir de este año a imprimir en las cajetillas de tabaco advertencias del tipo "fumar provoca cáncer" y la más famosa de todas: "fumar perjudica seriamente su salud".

   Si, esto ocurría en la España de hace 30 años. Pero se fue imponiendo el sentido común. Llega en 1990 la prohibición de mostrar publicidad de todo tipo de tabaco en las retransmisiones de deportes y, por lo tanto, las esponsorizaciones a los equipos deportivos . Desde 1999 se prohibe fumar en todo tipo de transportes públicos aunque se puede seguir fumando en bares y restaurantes hasta su prohibición total en 2011.

 

   ¿Cuál ha sido la marca del primer cigarrillo que has fumado? ¿Y tu preferida?¿Cúando te pillaron tus padres fumando?

Publicado en NOS ENCANTABA
Sábado, 17 Septiembre 2016 22:54

AQUEL MATERIAL ESCOLAR: LAS GOMAS DE BORRAR

 

 

   CUADRADA, DE NATA, GIGANTE, DE BOLI/LÁPIZ, DE LENGUA DE GATO...

 

  Y la marca que tenía el anillo único para gobernarlas a todas: MILAN. Si hay una marca que todos tenemos guardada en el recuerdo es esta. La goma de borrar más vendida en España en toda su historia por esta empresa originaria de Girona y fundada en  1918, fue sin duda la 430. Si, es la goma de forma cuadrada que todos tenemos en mente, la que solamente se fabricaba en colores rosa, verde y blanco, la más barata, la que siempre nos compraban nuestros padres pese a nuestras protestas porque queríamos otras con más glamour, la que no nos importa someter a todo tipo de experimentos, aquella goma que si se perdía (lo que ocurría a menudo) no importaba, debía ser el único objeto que si lo extraviábamos y/o perdíamos no recibíamos ni broncas ni regañinas. Buena compañera esta goma de borrar, la maltratábamos, la humillábamos, la mutilábamos con el cutter, la mordíamos, la acuchillábamos con  el lápiz superafilado o con la punta del compás como si estuviésemos rodando la misma Psicosis de Hitchcock, la utilizábamos como munición para las cerbatanas... pero no podíamos vivir sin ella. Siempre fiel pese a todo. 

    Pero cuando desaparecía nuestra personalidad de Mr. Hyde y se manifestaba la más tranquila del Dr. Jekyll podíamos ser incluso hacendosos. ¿Quié no ha  borrado toda la superficie del pupitre?. Comenzábamos por una esquina y cuando veíamos el efecto tan bueno logrado no podíamos parar hasta el final. Ese era el momento en el que lográbamos una comunión espiritual total con la goma de borrar, éramos un sólo Ser.  La 430 era la mejor.

   ¿Realmente alguien con apariencia humana ha sido capaz alguna vez de gastarla toda hasta el final?. ¿Existe esa persona?. Si conocéis alguna no lo digáis. Seguro que habrá alguien que quiera capturarla para someterla a profundos estudios científicos.

   Junto con la 430 la más famosa ha sido la goma de nata. Milan la fabricó con 2 formas. La más conocida que tenía forma rectangular y con una línea verde o roja en el centro de la goma y la que era de forma cuadrada envuelta en un celofán de color rosa. La goma de nata era la preferida por muchos de nosotros. ¿Os acordáis de su olor?. Pura delicia para los sentidos sobre todo para el del olfato porque el sabor no era equivalente a su olor. Sin duda este es uno de los olores más característicos de nuestra infancia.

   También recordaréis la Milan gigante. Ocupaba toda la mano. Era tan grande como poco operativa. Era más como algo pintoresco, gracioso. Era la frikie de las gomas. Otra goma era la de lengua de gato tenía forma ovalada y con superficie más suave, especial para corregir dibujos delicados o en los que se utilizaban sombreados ya que estaba terminada sin aristas. Pero la que mejor borraba de todas ellas, también la más cara, era la goma plástica de la marca Staedtler, la de los lápices que todos teníamos. No machacaba el papel, era suave pero firme, pura efectividad alemana.

   Lás gomas de borrar utilizadas de forma masiva eran las gomas para lápiz, pero también existían las de borrar bolígrafo. Normalmente se fabricaban mixtas para lograr mayor versatilidad. La mitad (o algo más) era para borrar lápiz y la otra mitad para borrar tinta. De todas formas, el intentar borrar tinta era infinitamente más complicado. Era muy fácil borrar la tinta. Lo difícil era no destruir el papel. Lo mismo ocurría cuando utilizábamos las gomas plásticas para borrar tinta de los estilógrafos (Rotring) en el papel vegetal o cebolla.

   Otras marcas de gomas eran las Faber- Castell, Factis, Pelikan, Centauro (la marca de las libretas).

   Lo dicho, imprescindibles, Aunque era la pariente pobre de los estuches o plumieres no podíamos pasar sin ella, por eso desde aquí queremos darle el homenaje que se merece. La queríamos y la necesitábamos.

 

Publicado en AQUEL MATERIAL ESCOLAR

 

 

 

   fueron 342 historias. Publicada por primera vez en la revista Tio Vivo en 1961. Su creador Francisco Ibáñez (Barcelona, 1936)  la finalizó en 1968 aunque un colaborador suyo realizó algunas más hasta 1970. Ha sido una de sus creaciones más exitosas y, sin duda, la más original de todas. Describía con un sentido del humor absurdo, a veces negro y también algo irreverente la vida y muchas veces miserias de los habitantes de un edificio de viviendas en la España de los años 60 con los personajes arquetípicos de esa época (la portera cotilla, la mísera dueña de la pensión, el tendero estafador...). Al igual que "Mortadelo y Filemón"  su creación más exitosa (no nos olvidamos de "El Botones Sacarino", "Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio" y "Rompetechos") tuvo gran éxito en Alemania, pais en el que se crearon además historias propias adaptadas a la realidad de ese pais.

   Fue editada por la mítica Editorial Bruguera que prácticamente monopolizaba la edición de cómics y tebeos en España y otros paises como Argentina y México. Recordamos con mucho cariño sus publicaciones: Tio Vivo, DDT, Colección Olé, Super Humor, Magos del Humor, Jabato, el  Capitán Trueno, Pulgarcito, Joyas Literarias Juveniles, Lily y muchos más. Aunque se le han realizado muchas críticas a esta  editorial con respecto al trato que recibían sus creadores, a los que reducía a simples máquinas, adueñándose de los derechos de autor y creando numerosos conflictos con éstos, no hay duda del importante papel que desempeñó en la edición infantil y juvenil de nuestra infancia. En 1982 este imperio editorial presenta suspensión de pagos y en 1986 es absorvido por el Ediciones B que siguió publicando y renovando muchas de sus obras.

   Según comenta Ibáñez, este cómic le suponía un esfuerzo extra ya que para una sola página tenía que concentrar alrededor de 15 historias, lo que alargaba la creación. El edificio tenía además de los bajos y la porteria, 3 pisos y el ático con la terraza aunque no podemos olvidarnos de la alcantarilla. En todo este microuniverso Ibáñez capta muy finamente situaciones verdaderamente absurdas, sus personajes tienen vida propia: el estafador que vive en el ático y que se pasa la vida eludiendo a sus acreedores, la madre con sus terribles hijos que siempre están realizando e ideando no travesuras, si no auténticas salvajadas, el ladrón y su esposa que siempre le recrimina a su marido los robos inútiles que realiza, la  avariciosa y codiciosa dueña de la pensión y las penurias que les hace  pasar a sus alquilados, el veterinario siempre atendiendo casos perdidos y animales demasiado grandes para su piso, el científico loco que crea monstruos - la censura le obligó a eliminar este personaje en 1964  ya que crea vida y esto "sólo lo puede hacer Dios". Este personaje es sustituido por el  sastre desastre que siempre tiene problemas a la hora de confeccionar los trajes y vestidos de sus clientes, la portera cotilla, la viejecita amiga de los animales, que son de todo menos seres entrañables, Senén, el tendero del barrio, desconfiado hasta la médula y que siempre está dispuesto a "timar" a sus clientas. Y debajo del edificio, en la alcantarilla, el señor Hurón del que se dice que es un realquilado de la dueña de la pensión. Otros personajes que no viven exactamente dentro de los pisos pero tienen protagonismo propio son el gato que siempre está siendo torturado por el ratón, las arañas que pueblan el edificio y, como no, el ascensor al que le pasa de todo.

   En varias ocasiones otros personajes de F. Ibáñez como Mortadelo y Filemón o Rompetechos han aparecido en 13 rue como "invitados". Si os animáis, en este año 2016 el autor ha editado un volumen con todas las historietas completas dibujadas por él.