Compartes?



 

 

   EL MÉTODO DE APRENDIZAJE DE LECTURA MÁS EXITOSO UTILIZADO POR MILLONES DE NIÑOS.

 

   Durante los años 60, 70 y 80 millones de niños españoles aprendieron a leer con este método ideado por Antonio Paláu Fernández (La Bañeza- León, 1914-2001), polifacético personaje (pedagogo, escultor, pintor, ensayista). Ideó un revolucionario y sencillo método para que aprender a leer fuese mucho más fácil, el método fotosilábico. Consiste en asociar imágenes y dibujos que los niños pueden identificar fácilmente con sílabas, consiguiendo de esta manera una permanente y mayor rapidez de aprendizaje de las palabras escritas. En 1954 por medio de una orden ministerial el Ministerio de Educación y Ciencia autoriza el método de Paláu para su utilización en las escuelas españolas como método de lectura.

   Se editaron 4 números reducidos a 3 posteriormente, las famosas cartillas, con una dificultad que crecía en cada una de ellas hasta formar frases más complejas. Se comenzaba con las vocales, las mayúsculas y minúsculas, siguiendo con las primeras y más sencillas sílabas (ma, me, mi, mo, mu). El tipo de letra comenzaba con el estilo cursiva imitando la de los niños pasando posteriormente a las letras de imprenta. Al contrario que otros métodos más memorísticos, el de Paláu enseguida consiguió un gran éxito. Tal fué éste que otros paises europeos (Portugal, Francia, Alemania) y latinoamericanos lo adoptaron para sus escolares.

   Fue editado por la más importante editorial de libros de texto de la época (con permiso de Santillana), la editorial Anaya a la que le supuso grandes ingresos. Los padres se lo compraban tanto a los niños que tenían dificultad para aprender con otros métodos como en los casos en los que querían que sus hijos aprendiesen a leer anticipadamente. El precio de la cartilla claramente asequible y sus magníficos resultados hacían que no tuviese casi competencia.

   Sin duda recordaréis también otras cartillas que, aunque no tuvieron tanto éxito como Paláu fueron muy utilizadas en su momento. Por ejemplo, el silabario Disney editado por Susaeta Ediciones en 1971 siguiendo también el método fotosilábico aunque tomando como referencia la primera letra, no la sílaba e ilustrado con los personajes más famosos creados por Walt Disney (Donald, Mickey, Goofy...). Se sigue editando en la actualidad.

   Otra cartilla fue Amiguitos, editada por la histórica editorial burgalesa Hijos de Santiago Rodríguez. Constaba de 3 cartillas de lectura y 12 cuadernos de escritura. O la cartilla Rayas creada a principios del siglo XX por el maestro nacional extremeño Ángel Rodríguez Álvarez defensor en su época de enseñar simultáneamente lectura y escritura, algo inaudito aunque actualmente nos parezca de los más normal. Y cerrando este artículo nos referiremos a Micho, la cartilla editada por la editorial vallisoletana Bruño, de gran tradición en la edición de libros de texto, y que constaba de 3 cartillas.

   ¿Cuál fue tu primera cartilla?.

 

Publicado en AQUEL MATERIAL ESCOLAR